En Limache crían gallinas araucanas ponedoras de “huevos azules”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con el apoyo de INDAP, emprendedora tiene variada producción avícola que incluye gallinas colloncas, criollas, broiler, pavos reales y codornices japonesas.

La señora Hilda Pérez Rojas es de esas mujeres que le hacen honor a la palabra emprendimiento. Hace poco más de un año esta limachina tenía más ganas que herramientas para echar a andar las ideas que le daban vueltas en su cabeza.

Primero lo intentó con un vivero de plantas que a poco andar ya tomaba forma de un potencial jardín botánico, pero había algo en ese proyecto que no la dejaba conforme.

Mientras los días parecían pasar sin novedad para Hilda, su esposo mataba las horas como chofer de locomoción colectiva, pero el inquieto espíritu emprendedor de esta limachina la llevó a tocar la puerta del programa Prodesal de INDAP: “empecé a estudiar, hice mis jardines, porque yo soy como una hormiguita, buscaba por aquí y por allá y no me resultaba, hasta que me encontré con el Prodesal y fue magnífico, llegaron los técnicos, empezaron a asesorarme y comencé la producción de huevos”.

Según cuenta Hilda, empezó con 50 gallinas – la mayoría prestadas por familiares – para iniciar el emprendimiento que ahora le permite contar con más de 170 aves de distintas variedades. Entre estas destaca un tipo de gallina nativa denominada “collonca” – sin cola en mapudungún – originaria de la Araucanía y que fue criada por el pueblo mapuche. Una de sus características es no tener cola y poner huevos de un singular tono azulado o verdoso y que es uno de los principales productos que esta emprendedora ofrece a su clientela.

Comercialización

En su impecable predio que ella se esmera en mantener limpio y ordenado, tiene además producción de gallinas criollas, broiler, pavos reales y codornices japonesas y blancas. Con todas sus aves produce más de treinta huevos diarios y unas 6 a 7 bandejas a la semana las que comercializa directamente en la feria de productores  del programa Prodesal de INDAP que se instala todos los viernes en calle Unión Arabe, en el Parque Brasil de Limache, y a clientes que llegan directamente a su casa.

“Tengo huevos de color plomo y café de las criollas, los chiquititos jaspeados de las codornices  y los azules de las colloncas que ofrezco en la feria todos los viernes. Nos ha ido muy bien. Nosotros vamos con los huevos y nos venimos sin nada. Más encima vienen de Villa Alemana y otros lados a buscar huevos a la casa”.

Sus próximos proyectos son aumentar la producción de este emprendimiento familiar con más aves y un gallinero exclusivo de colloncas, además de mejorar la comercialización de sus productos. Asegura que uno de sus secretos para tener esta exitosa producción es la alimentación sana de las gallinas que también salen a recorrer el patio habilitado para ellas por grupos y en horarios determinados: “Son gallinas felices”, garantiza Hilda.

Hace pocos días y a través de proyectos del Prodesal se adjudicó un panel solar que le permitirá tener luz para sus aves, además de alimento, una deshidratadora para los frutos secos que también produce en su predio y otros insumos para las aves que la tienen más que feliz:

“estoy agradecida del grupo Prodesal que siempre está pendiente de nosotros. Yo siempre voy a decir: mujer que quiera emprender y salir adelante, hágalo, porque se puede”, enfatiza esta limachina de corazón.

Para el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, “esta emprendedora representa el espíritu de las mujeres campesinas que con esfuerzo y perseverancia han salido adelante con proyectos exitosos que han contado con el apoyo fundamental del equipo Prodesal. El Ministerio de Agricultura a través de INDAP están fortaleciendo el apoyo a estos emprendedores para incorporarlos de mejor forma en las cadenas de comercialización con el fin de mejorar sus ingresos y su calidad de vida”.

26 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *